¿Qué es el tóner de las impresoras?

El tóner es un elemento habitual en muchas oficinas y hogares, así como un consumible imprescindible para el funcionamiento de impresoras y equipos de impresión como fotocopiadoras y dispositivos multifuncionales. Para aquellos que no lo sepan, les explicaremos brevemente que está compuesto por tinta seca en polvo cargada eléctricamente, lo que le permite ir desde el interior del cartucho hasta el papel mediante la exposición de cargas eléctricas opuestas, ya sea mediante el láser o led de la impresora.

Obviamente, no todos los tóners de impresora son iguales, ya que por ejemplo están los convencionales y los químicos, más avanzados y con mayores prestaciones. Por otra parte, también hay que tener en cuenta que por su composición no todos los tóners funcionan de la misma manera en términos de velocidad de impresión, resolución o del motor de impresión que requieren (magnético o electroestático).

Con todos estos datos, es fácil darse cuenta de que no todos los tóners ofrecen el mismo rendimiento, calidad y duración. Igualmente, cada impresora y tipo de trabajo puede requerir un tipo determinado de tóner para lograr un resultado óptimo.

En este sentido, Xerox, empresa inventora de las impresoras láser, ofrece consumibles originales creados expresamente para funcionar en sus equipos. Desarrollados con las tecnologías más avanzadas, sus tóners son más fiables, duraderos y de calidad que los genéricos, tal y como demuestran diversos estudios realizados por laboratorios independientes.

Asimismo, los tóners Xerox son inteligentes y se conectan con la impresora para proporcionar información sobre su estado (nivel, fecha de uso, número de páginas…), lo que aumenta su productividad. Por todo ello, los consumibles originales resultan finalmente siempre la mejor inversión.

Cabe destacar también que Xerox, marca distribuida por Soficat, cuida el medioambiente mediante un programa de reciclaje de tóners que funciona con éxito desde hace muchos años.

 

Compartir esta publicación